Baikal Joven

por | 12/06/2020

«El contenido estaba buenísimo pero fue un embole», me dijo Lele Garbulsky (19) cuando terminó mi curso de Ideas para Emprender. «Si hiciéramos lo mismo pero con un poco más de onda esto revienta de gente de mi edad», remató.

Desde la semana que viene vamos a explorar algo de esto. Vamos a poner las primeras piedras de un barrio joven de Baikal. Un barrio que tenga probablemente muchos de los mismos temas pero con otro ritmo, otra interacción, tal vez un poquito más volcado al hacer que al contemplar.

Como siempre, tenemos grandes expectativas. Así como la Escuela Baikal Online la estamos construyendo como la escuela que querríamos haber tenido, Baikal Joven lo vamos a construir como la universidad y sobre todo la entrada a la vida profesional que hubiésemos querido tener.

Siempre en estos lanzamientos nos llueven las preguntas que no sabemos contestar. Nos piden definiciones, programas, horarios, currículums y un montón de cosas que no tenemos. No pensamos todo antes de lanzarlo. Lo lanzamos, empezamos a andar y lo vamos entendiendo a medida que lo hacemos. Como la vida.

Así que para quienes necesiten muchas definiciones, seguramente no es el momento de sumarse. Les va a agarrar ansiedad.

Pero para los flâneurs, los que están dispuestos a ser sorprendidos, los que pasean por las ciudades a ver qué encuentran y no están con una guía mirando lo que alguien dice que hay que mirar, no tildan monumentos y sobre todo no dicen «en cinco días hacés París», pueden seguir leyendo por acá: Baikal Joven.

Emiliano.