El superpoder de atraer talento

16/10/2020

Santiago Tissembaum Augé nos cuenta del encuentro de El Rincón del VC, donde Ariel Arrieta entrevista a Alex Mendez, de Storm Ventures.

Bienvenidos al rincón del VC. Este es un espacio para aprender de las experiencias de inversores y emprendedores, haciendo foco en el Venture Capital (capital emprendedor). Nuestro guía es Ariel Arrieta. En esta oportunidad, entrevista a quien es considerado el embajador de los emprendedores latinoamericanos en Silicon Valley, Alex Mendez.

Alex vive en Estados Unidos hace más de cuarenta años, y su primera experiencia como emprendedor fue StrataCom, empresa desarrolladora de redes de comunicación. Con esta compañía alcanzaron la instancia de IPO (oferta pública inicial) en el año 1986. Diez años después la vendieron a Cisco por cuatro billones de dólares. Trabajó allí algunos años más, hasta fundar Storm Ventures, el fondo de capital de riesgo que hoy lidera.

Una de las primeras consultas de Ariel fue sobre su experiencia en Cisco, teniendo contacto directo con su CEO, John Chambers. La pregunta no sorprendió al invitado, quien dejó claro que fueron tres las enseñanzas más importantes. La primera, poner al cliente por encima de todo. «John Chambers, como CEO, se pasaba el 50% de su tiempo delante de clientes». La segunda, su competitividad. Siempre buscaba tener el mejor producto donde la empresa tuviera presencia, y si no lo conseguía, compraba la que lo tenía. En tercer lugar, pensar fuera de la caja. «Yo le proponía que íbamos a crecer 50% anual, y él me preguntaba cómo podíamos hacer para triplicar el crecimiento» concluye Alex.

Luego, el invitado nos comentó sobre su experiencia haciendo IPO con StrataCom. Lograr volver a la empresa pública, es la gran meta de quienes se encuentran en Silicon Valley. Pero se deben considerar sus desventajas. Principalmente, la pérdida de independencia para decidir dónde poner los fondos, dado que ahora también se debe satisfacer a los accionistas. Alex resalta que el IPO es un medio para financiar la empresa, mientras que lo importante vendrá después con la generación de valor.

Siguiendo con el encuentro, Ariel se interesó por los aprendizajes de Alex en las épocas de crisis globales. La que sufrió como emprendedor, en el año 1990, le enseñó que es importante tener opciones de fondeo, que no se trate solamente de los inversores. Las siguientes, ya liderando Storm Ventures, le mostraron que no debe disminuir las inversiones en estos períodos de recesión. Además, marcó la importancia de reaccionar rápido y no creer que se trata de algo pasajero.

En cuanto a su misión a cargo del fondo, la tarea es clara: aprender, construir y enseñar. Alex plantea que deberían ser ellos quienes vayan al proyecto, y no al revés. La meta es servir a los emprendedores. En ese proceso, la búsqueda es convertirse en la primera llamada que el CEO hace cuando tiene buenas o malas noticias.

“¿Qué consejos le darías a quienes aspiran llegar a Silicon Valley?” preguntó Ariel. Levantar fondos no es fácil, marca el invitado. Es un espacio donde las personas se manejan de boca en boca y los contactos pasan a ser el factor determinante. Si bien no hay una fórmula ganadora, recomienda conocer el ambiente antes de ir en busca de fondos. Quizás trabajando en una empresa que esté localizada allí, o simplemente visitando el lugar antes de ir con intenciones de negocios.

Para terminar, Alex marcó que, una de las claves de cualquier empresa, es el equipo. La inversión en entrenar a los integrantes suele descuidarse, y contratar la gente adecuada es todo un reto. Al final del día, los fondos terminan invirtiendo en personas, y la atracción del talento es uno de los superpoderes de los buenos emprendedores.

Santiago Tissembaum Augé