Si quieres ver una clase de 15 minutos por semana (por zoom o video) y ampliar tus conocimientos sobre sesgos cognitivos, negociación, estrategia, decisiones, antifragilidad, seducción, poder, liderazgo, influencia, comunicación y storytelling  puedes sumarte acá: https://institutobaikal.com/serendipia/

 

Orden geométrico y orden vital

Por Emiliano Chamorro

Hace un tiempo leí un libro muy interesante, «Conversaciones con Piaget», una serie de entrevistas con un Piaget ya viejo, sabio, pero aún dueño de una energía abrumadora.

En el primer contacto, el entrevistador ve a Piaget casi enterrado entre montañas de libros, papeles y carpetas.

 

– Tiene un extraño despacho, como se ven pocos… hasta dan ganas de decir que está desordenado.

– ¡Cómo sabe, Bergson demostró que el desorden no existe! Hay dos tipos de orden, el orden geométrico y el orden vital. ¡El mío es netamente vital! Las carpetas que utilizo están al alcance de la mano, por el orden que indica la necesidad.

– Lo mismo para encontrar ahí abajo una referencia de hace diez o quince años. Las carpetas que se hallan más abajo se convierten en algo delicado, pero cuando hay que buscar, se busca. Lleva menos tiempo que ordenar todos los días.

Siempre me llamó mucho la atención esta idea. Que las cosas se ordenen solas de acuerdo a la frecuencia con las que las usamos y no a una idea geométrica. Que ese ideal geométrico es mucho más caro en tiempo que tener a mano lo que más usamos, aunque desde afuera parezca desordenado. ¿Desordenado para quién?, sería la pregunta.

Pienso que esta idea es extrapolable a muchas cosas. Una de ellas es el uso de tecnología. Mucha gente, en vez de usar tecnología para lo que verdaderamente le sirve, dedica mucho tiempo simplemente a incorporar tecnología a su vida, como un fin en sí mismo. No son “usadores” de tecnología sino que son “consumidores” de tecnología. Como quienes ordenan “para que cuando necesiten algo lo puedan encontrar rápidamente”. Solo que nunca necesitan encontrar nada importante rápidamente, porque se pasaron buena parte de la vida ordenando “preventivamente”, en vez de dedicar su tiempo, cabeza y energía a encontrar algo más interesante que hacer.

Piaget tenía una misión: entender la psicología de los niños. Por eso no podía perder tiempo ordenando. Su orden -y su vida- eran absolutamente vitales.

Emiliano Chamorro

Si quieres suscribirte a la newsletter gratuita «Serendipia» puedes hacerlo acá: