Tolstoi y las fotos de color antes del color

 

El último día que estábamos en San Petersburgo con varios integrantes del Instituto Baikal, me encontré con Emiliano en el pequeño puente en la intersección del río Fontanka y la calle Nevsky prospect, la vía principal de la ciudad. Nos encontrábamos ahí casi todos los días por la mañana y después íbamos a tomar un café en cafetería de casa Singer para arrancar bien el día. Ésta vez me dí cuenta que a una cuadra del puente estaba colgada una placa que decía “Aquí vivió el gran escritor León Tolstói”.

Al ver esta placa pasamos un rato haciendo chistes, imaginando cómo Tolstoi salía por la mañana a tomar un café en uno de los lugares de al lado, inventando diálogos que Tolstoi debería haber tenido con amigos sobre un par de copas en esta plaza que seguramente guardaba memorias de su presencia. «Sabes, estoy tratando de escribir algo sobre la guerra y también sobre la paz pero todavía no inventé un buen título. Por ahora lo estoy llamando La Guerra y La Paz…a ver si te ocurre algo mejor…» y otras cosas por estilo.

Después me quedé con dudas, porque de mis clases de la literatura me acordaba que en la realidad Tolstoi vivía en su estancia Yasnaya Polyana, a 200 kilómetros de Moscú, no en San Petersburgo. Así que apenas tuve oportunidad lo busqué en Wikipedia. Ahí confirmé que hubo un periodo de su vida donde Tolstoi pasaba mucho tiempo en San Petersburgo, pero me dí con otro misterio: en la página principal sobre Tolstoi figura una fotografía de color de él. «¿Cómo puede haber una foto de color de Tolstoi?», pensé, «Esta foto debe ser trucha porque todas las fotos de mis padres en su juventud eran en blanco y negro, y ellos nacieron medio siglo después de que muriera Tolstoi.»

 

Me puse a investigar y me acordé de algo muy interesante que no había pensado desde hace mucho tiempo: el trabajo de uno de los pioneros mundiales de la fotografía de color, Serguéi Prokudin-Gorski, el fotógrafo del Zar Nicolás II, el último emperador del Imperio Ruso. Prokudin-Gorski era químico y fue el autor de muchas de las primeras patentes de fotografía, pero tal vez lo más asombroso de su obra es que nos dejó más de 2000 fotos de color de más de hace 100 años, mucho antes de que se inventara la fotografía de color moderna (Kodak empezó a comercializar el primer papel fotográfico de color recién en 1935).

 

La idea de fotografía de color fue desarrollada en 1855 por el gran científico James Clerk Maxwell, el padre de la teoría de electromagnetismo. Maxwell observó que se puede tomar tres fotos blancas y negras con los filtros rojo, verde y azul y después recomponerlas en un proyector con los mismos filtros para obtener una imagen de color. Maxwell presentó uno de los primeros prototipos en 1861.

Este fue el método usado por Prokudin-Gorski quien desarrolló una cámara de su propio diseño para el gran proyecto de su vida. El Zar Nicolás II vio uno de sus shows y decidió financiar un viaje para documentar el Imperio Ruso en color proporcionando todos los recursos a Prokudin-Gorski, incluido su vagón-laboratorio para trabajar mientras viajaba en tren y un permiso personal del Zar que le daba el derecho de ir a donde quiera y exigir cooperación de todo el Estado Ruso con el proyecto. El viaje duró varios años entre 1909 y 1915 y Prokudin-Gorski tomó más de 10.000 imágenes de color en el experimento fotográfico tal vez más ambicioso de la historia. Después de la revolución en 1917, el fotógrafo dejó Rusia y se instaló en París donde murió en 1944. En 1948, la librería nacional de EE.UU. (Library of Congress) compró de sus hijos la colección de los negativos y ahora están disponible para el uso público.

Son fotos realmente increíbles no sólo por ser tan antiguas sino que para cualquier época la ejecución artística de Prokudin-Gorski es maravillosa. Me impactó fuertemente cuando las vi por primera vez hace muchos años. Soy un fanático de historia de Roma Antigua y por alguna razón siempre en mi mente imaginaba la escenas de la vida Gaius Marius, Marco Antonio, Cincinato, Augustus y otros en blanco y negro. Sé que es estúpido imaginarlas así pero en nuestras mentes la antigüedad está siempre vinculada con las fotos y películas de tono sepia y de blanco y negro. Ver estas fotos de Prokudin-Gorski de alguna manera liberó mi imaginación y al nivel emocional me hizo acordar que para la gente en estas fotos hace 100 años el sol brillaba igual de fuerte, los pastos eran verdes y el cielo azul al igual que para nosotros que vivimos hoy.

Debajo son algunas fotos de Prokudin-Gorski. Son solamente las fotos que más me gustaron, en link de Library of Congress aquí, hay más de 2000 para elegir.