Un drone golpea la puerta mientras un robot limpia

15/09/2020

Santiago Tissembaum Augé nos cuenta acerca del último encuentro de Huevos de dinosaurio 

Imaginen ingresar al supermercado, agarrar los productos que queremos comprar y simplemente retirarnos del local, sin hacer ninguna cola o trámite de pago; no me refiero al hurto, sino a avances tecnológicos que lo hacen posible. Esta propuesta de Amazon fue uno de los temas en este encuentro de Huevos de dinosaurio. Además, hablamos de robots sanitizadores y ampliamos las implicancias de las plataformas que permiten programar sin código.

Mariano Zorrilla nos mostró la iniciativa Amazon Go. Se trata de tiendas que, mediante inteligencia artificial, permiten el registro de todos los movimientos del cliente y el cobro electrónico al dejar el local. La otra propuesta del gigante del e-commerce, es el delivery de productos mediante drones. Esta alternativa, conocida como Amazon Prime Air, fue aprobada hace pocos meses como método de entrega en los Estados Unidos. Alcanzan una velocidad de 80 kilómetros por hora y pueden cargar paquetes de un poco más de dos kilos.

Por otro lado, se encuentran las empresas que ofrecen realizar la compra online y acercarse a retirarla. Si bien esto se implementa hace tiempo, no era una práctica tan generalizada en la sociedad en relación a compras de supermercado. Eso se modificó con la pandemia, que nos empujó a estos nuevos modelos de consumo. En este sentido, Ocado y Fresh son los ejemplos que fueron mencionados. Particularmente, Ocado patentó su tecnología, y hoy en día se concentra en ofrecerla a otras empresas del sector. Estos cambios implican la eliminación de las barreras de entrada geográficas, pero vuelve al soporte tecnológico como factor indispensable para llevar adelante la actividad.

Continuamos el encuentro con Clara Vizcaíno, quien nos comentó sobre la irrupción de los robots de sanitización, artefactos del tamaño de una aspiradora, que desinfectan el espacio y transportan distintos objetos. Esto marca un cambio profundo en las prácticas de descontaminación ambiental, ya que se trata de una alternativa más barata, eficiente y segura. La empresa Fudutec, localizada en China, ya asistió a más de cien hospitales durante la pandemia. Una de las ventajas fundamentales, es que funciona como nexo entre los pacientes y el personal de salud, reduciendo su contacto al mínimo. Si bien con la pandemia la implementación en hospitales se volvió su principal mercado, su demanda en restaurantes para operar como mozo creció rápidamente en el último tiempo. En 2019, vendieron alrededor de cinco mil unidades. Su costo es equivalente a un año de salario de un empleado del rubro.

Finalmente, retomamos la idea de programar sin necesidad de generar código, que nos trajo Mariano Ruani la semana pasada. Estas plataformas, como Bubble o AddSheet, hacen posible a las startups ofrecer el producto más rápido y con menores costos, permitiéndoles ver si a la gente le interesa o no lo que producen. Se logra una democratización de la programación, haciendo que los especialistas se avoquen a problemas más complejos. También surgen otras plataformas, como IFTTT, que se encargan de combinar de la mejor manera estas posibilidades. De todas maneras, Adrei Vazhnov marca que no hará que la demanda de programadores disminuya. Por el contrario, estas plataformas aumentarán la cantidad de cosas que podamos hacer, generando que la demanda termine siendo aún mayor. Lo que sí está claro es que las alternativas crecen exponencialmente, y tener capacidad de adaptación será muy importante en lo que viene.

Santiago Tissembaum Augé