Zscaler y Qualys: la seguridad informática por las nubes

06/10/2020

Santiago Tissembaum Augé nos cuenta sobre el encuentro del 25 de septiembre del Seminario de Inversión en Empresas

La forma en la que las empresas almacenan y protegen su información ha cambiado en los últimos años. Sus empleados cada vez trabajan menos en sedes centrales y la implementación de la nube como lugar de almacenamiento deja obsoleto el antiguo sistema de protección. En este encuentro del Seminario de Inversión en Empresas, Mariano Zorrilla nos cuenta sobre los avances de la seguridad cibernética, haciendo foco en las empresas Zscaler y Qualys.

«Antes protegías la ciudad con una pared, ahora estás a campo abierto y necesitas otra estructura», en esos términos Mariano definió el problema. Previo a la implementación de la nube, las empresas almacenaban la información en sus centros de datos particulares, protegidos con hardwares específicos. Luego, con las redes VPN (red privada virtual, por sus siglas en inglés) se logró controlar el acceso a internet de las computadoras de la compañía.

En la actualidad, las empresas necesitan que sus usuarios tengan acceso a los datos de manera ininterrumpida y desde cualquier dispositivo. Por esa razón, se comenzaron a desarrollar sistemas que ponen el foco en la identificación de identidad. El concepto bajo el cual se implementan estas nuevas metodologías es el de SASE (Secure Access Service Edge), que implica ofrecer la seguridad desde la nube en sí de manera integral. Es decir, no utilizar más mecanismos físicos o puntuales, sino establecer un filtro que opere desde la nube.

El mercado de seguridad cibernética se estima entre 140 y 170 billones de dólares, con un crecimiento del 15% anual, por lo que el mercado podría ser el doble en cinco años. Los principales clientes son las grandes empresas y organizaciones de carácter estatal. Esto se debe principalmente a la importancia relativa de los datos de la compañía a medida que crece, o por tratarse de cuestiones de Estado. Aunque estos números se mantuvieron con la pandemia, todos los segmentos incorporaron un mayor nivel de protección de su información.

Actualmente, el mercado se encuentra atomizado, existen muchas empresas que ofrecen este tipo de servicios. Mariano distingue dos grupos. Por un lado, aquellas que son más antiguas y arrancaron ofreciendo productos hardware, como Qualys, y están en proceso de transición a estos nuevos modelos. Por el otro, empresas relativamente nuevas, como Zscaler, que nacieron bajo estos nuevos modelos. Si bien este segundo grupo tenía una ventaja relativa en cuanto al tiempo de desarrollo de la tecnología, la pandemia empujó al primer grupo, -y a grandes compañías como Symantec o Palo Alto-, a acelerar sus procesos.

Se espera que con el tiempo se integren los distintos servicios de seguridad en una misma plataforma, permitiendo a los consumidores comparar con mayor claridad las alternativas. Así, la cantidad de jugadores en el mercado se irá reduciendo quedando solo aquellos que hayan podido realizar esta tarea de la mejor manera.

Santiago Tissembaum Augé